Colaciones saludables

Una colación es aquella preparación consumida entre las comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena) que incorpora alimentos naturales o elaborados.

Tienen una función muy importante sobre todo en los niños, niñas y adolescentes, ya que forman parte de la energía que deben consumir para potenciar su función cognitiva, concentración, destreza para resolver problemas, memorización y procesamiento de la información, entre otras.

La disponibilidad de colaciones saludables tanto en la escuela como en el hogar es una manera de mejorar la alimentación, a partir del consumo de frutas, leche, yogur y otros alimentos de buena calidad nutricional. De esta manera se aportan más nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo, y se logrará mayor saciedad evitando o reemplazando a los alimentos no saludables.

 

¿Qué características deben tener las colaciones?

Una colación debe tener menos de 200 kcal y ser baja en grasas, azúcares y sal, y ricas en vitaminas, minerales y fibra dietaria.

El rotulado nutricional nos brinda la información necesaria para realizar una buena elección de alimentos que pueden ser utilizados como colaciones.

 

Algunas colaciones saludables que podés incluir en tu rutina

  • Frutas frescas (en ensalada, compota o con gelatina) y frutas secas (maní, nueces, almendras y avellanas, sin el agregado de azúcar ni sal).
  • Galletas: de arroz, de dulces simples, con cereales integrales y/o semillas de lino, chía, sésamo, de salvado, de avena, marineras, vainillas.
  • Lácteos enteros o descremados: yogures (solos, con cereales o frutas), postres lácteos, flanes en envases individuales (siempre respetando la cadena de frío).
  • Alfajores simples (una capa) de fécula de maíz, de frutas, de arroz.
  • Cereales inflados (tutucas, arroz, pururú) o laminados (copos de maíz, trigo, arroz, avena), almohaditas, cuadraditos de avena, barra de cereal, crocante de arroz, turrón.
  • Sándwiches de elaboración en el día con pan blanco, salvado y/o integral, quesos semigrasos o magros (port salut, tybo, danbo, untable descremado), carnes magras, de ternera, pollo sin piel, pavita, atún, fiambres magros (jamón cocido, lomito), vegetales crudos o verduras bien lavadas y adecuadamente conservadas, huevo cocido. Sin el agregado de aderezos con alto contenido graso y en sodio (mayonesa, salsa golf, manteca).

¿Qué beneficios de una colación saludable en niños y niñas?

  1. Permite “fraccionar” la alimentación mejorando la tolerancia y la absorción de los nutrientes, al evitar largos períodos de ayuna.
  2. Evita la ansiedad por comer en el próximo horario de comida.
  3. Entrega energía y nutrientes necesarios para desarrollar las actividades durante el día.
  4. Evitan el consumo excesivo de grasas y azúcares, que en exceso pueden contribuir al sobrepeso y otras enfermedades relacionadas con una mala alimentación.
  5. Ayudan a mantener un peso saludable.
  6. Evita problemas de atención durante la jornada escolar.
  7. Previene afecciones como la hipoglucemia y fatiga.
  8. Ayudan a mantener un buen estado de ánimo.

 

¡A girar!

Para crear hábitos saludables, es importante hacer de la alimentación una rutina sana y divertida. Con el objetivo de que las y los niños aprendan jugando, te dejamos esta divertida ruleta para que elijas tu próxima colación saludable.

Podés descargarla acá

About the author

Abrir chat
Fruteá Tu Escuela
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?.

¡Inscripciones abiertas! Tenés tiempo de participar hasta el 15/07.