¡Un jingle de campaña para convencer a todas las escuelas!

11

¡Atención profes de nivel primario! La consigna está servida y ahora les toca a ustedes ponerse manos a la obra. ¡Queremos que elijan la fruta de los argentinos! Por eso, será su misión componer un jingle de campaña que nos anime a votar por su candidata y grabarse dándolo todo.

Para lograrlo, los participantes tendrán que darnos todo su ritmo, carisma y energía. Además, les vamos a pedir un poquito, una pizca, una cucharadita de afinación 🤣.

A la hora de pensar este producto pueden apelar a un sinfín de posibilidades. Pueden potenciar su video bailando, actuando o realizando cualquier tipo de expresión corporal. Ahora bien, repasemos un poco qué tienen que hacer para llenar su escuela de frutas. ¡Tomen lápiz y papel!

¿Jingle? ¿Se come?

No, ¡pero se oye! El jingle es uno de los formatos más tradicionales de la publicidad, es como esas recetas que siempre salen bien. O bueno, casi siempre. La palabra Jingle designa a una pieza publicitaria, en formato auditivo, con una duración que no supera los sesenta segundos. Sus elementos principales son la música y la locución.

 

 

Existen diversos tipos de jingle en función del objetivo que estés buscando. En el sentido más tradicional, estas piezas buscan promocionar la venta de un producto o servicio usando canciones. Sin embargo, el jingle político es todo un género en sí mismo.

Jingle político: cortito, pegadizo y emocional

Es una de las herramientas más usadas a la hora de hacer campaña en Argentina. Su objetivo es difundir y promover las ideas relacionadas a un candidato o partido político.

En estos casos, el centro de atención es la figura elegida como candidata. Cómo amamos las frutas, la suya será esa fruta que vuelve loca a toda el aula. ¡Tiene que ser una canción bien cortita, que nos quede sonando en la cabeza todo el día!

Cómo su misión es conseguir la mayor cantidad de votos, tiene que contarles cuáles son los motivos por los cuales votarla como la fruta elegida de las escuelas argentinas. Para lograrlo, será imprescindible que incluyan juegos de palabras con la fruta, rimas y un ritmo bien pegadizo.

Para hacer un buen jingle político hay algunos aspectos clave a tener en cuenta. Mirá:

  • ¿Adónde reside el secreto de estas piezas? ¡En su capacidad de recordación! La música debe ser poco compleja y dejar que las palabras se luzcan. El ingenio argentino siempre logra crear estrofas que riman perfectamente y eso las vuelve inolvidables. Cuantas más veces se escuche el nombre de su candidata, más fácil será recordarla.

 

  • Lo que nunca hay que perder de vista: el público al que queremos convencer. En este caso, ¡las escuelas de todo Argentina! Su jingle puede llegar a ser el hitazo que les faltaba a los colegios.
  • Pensar una letra creativa y original, que nos dé ganas de cantarla a viva voz y recordar fácilmente el nombre de su candidata.
  • Juego limpio: no es necesario insultar a terceros, ni denigrarlos, ni tampoco utilizar lenguaje agresivo o subido de tono (mucho menos utilizar malas palabras).

Queremos que pongan la creatividad a favor de un cántico que sirva para alentar el consumo de frutas y una vida saludable. Las mejores ideas no se basan en agresiones, expresiones violentas ni discriminatorias.

 


Dicho todo esto, ¡manos a la obra!

About the author